Te presentamos un viaje solidario, en el que hemos formado parte del cambio sostenible apoyando de manera directa a las comunidades locales del Maasai Mara.

No ha sido una visita turística, ha sido una inmersión cultural completa en la que hemos conocido un mundo distinto, la realidad de una comunidad que avanza con la que hemos convivido, conociendo de primera mano su forma de estar en el mundo, su historia y su inigualable entorno.

¡Comienza la aventura!

Salimos del aeropuerto de Madrid hacia Nairobi, con conexión en Doha.

Únicos e irrepetibles días en Maasai Mara

Tras la llegada temprana a Jomo Kenyata, iniciamos el traslado rumbo hacia el Maasai Mara. Una vez asentados e integrados en la sabana del Mara, conocemos nuestro camp y a Kikanae Ole Pere William, líder de la comunidad Masai y director del ADCAM en Kenia. William nos explica su vida, su historia y cómo ayudó a construir este importante proyecto. Gracias a la posición que ocupa dentro de su comunidad, hemos contado con permisos especiales de horarios y lugares que visitar, donde no encontramos a otros turistas. Además de maravillarnos con su increíble habilidad para rastrear a los animales de África, nos explica curiosidades sobre la fauna, la flora, la tierra y las costumbres.

Desde su vivencia, nos transmite, lo únicos e irrepetibles que son cada uno de los días en el Mara.

Conocemos la cultura Masai

Una vez hemos disfrutado del desayuno, los guerreros de la comunidad nos introducen en su cultura invitándonos a participar en una celebración religiosa masai.

El domingo es un día muy especial en el Mara, y es que la Comunidad Masai comparte una ceremonia con cantos, plegarias, bailes únicos y propios. Nos acogen durante una parte de esta celebración con toda su generosidad, haciéndonos sentir como en casa, y es que hay que recalcar que no es una actividad “turística”, es parte de su identidad y nos hacen partícipes de ello.

Después de almorzar en el Camp, alcanzamos un lugar muy especial, un recodo del río donde habitan cientos de hipopótamos.

Esa noche no volvemos a nuestro Camp, sino que junto con los masai y bajo la luz de la luna se prepara un campamento móvil, pero con colchones, nórdicos y todo lujo de detalles. El fuego, las estrellas, el aire libre, la oscuridad y los animales hacen de esta noche una de las mejores experiencias que hemos vivido en este viaje.

destacado-kenia-viaje-con-sentido

Días de safari y Manyatta

A la mañana siguiente, tras disfrutar de un rápido café, iniciamos un early safari sin nadie a nuestro alrededor. Más adelante haremos una parada para disfrutar de un completo desayuno con unas vistas inigualables.

Continuaremos la expedición por el área de Lemex aprendiendo sobre los animales y las plantas medicinales de la zona de la mano de los masai.

Tras el regreso al Camp y el almuerzo, conocemos la Manyatta (aldea) situada a pocos minutos de nuestro alojamiento. El terreno de la manyatta de ADCAM pertenece a la comunidad, y es un territorio donde viven principalmente mujeres solas, repudiadas por sus familias, o con alguna experiencia dolorosa en sus vidas.

Tras la cena, después de un intenso día de actividades, disfrutamos de las charlas alrededor de la hoguera.

Amanecer en la sabana y conocer el proyecto ADCAM

Cuando las primeras luces del día empiezan a despuntar, iniciamos un safari meditativo por la sabana para ver amanecer. Comenzamos la travesía a pie desde el Camp, guiados por Kikanae Ole Pere William, líder de la comunidad Masai y guía de National Geographic. Tras la caminata, disfrutamos de un desayuno ñunico a la sobra de una acacia milenaria.

Realizaremos la vuelta en los 4×4 de ADCAM y tras una comida muy especial en mitad de la sabana, vivimos uno de los momentos más especiales de nuestro viaje, la visita al colegio y al proyecto que allí se lleva a cabo. Una escuela primaria para más de 250 niños, y el Proyecto Mujer, en el que se emplea a mujeres que trabajan con artesanías, lo que les permite comprar ganado y, lo más importante, una independencia económica que se traduce en libertad.

Tras este día lleno de emociones, disfrutamos de la cena en el Camp, y compartimos nuestras experiencias e impresiones vividas alrededor de la hoguera.

De camino a Siana…

Salimos pronto del Camp para dirigirnos hacia el poblado de Siana, en un área cercana a Tanzania, sin turismo, en el que habitan algunas comunidades Masai.

De manera única, Adcam organiza una expedición de un día completo para llevar alimentos a estos poblados más desfavorecidos y alejados.

Ya la ruta de ida y vuelta hasta Siana es en si algo único, donde veremos cómo cambia el paisaje. Una vez en el poblado, compartimos un almuerzo sencillo e íntimo con la tribu.

Tras dedicar el día a conocer y descubrir esta nueva aldea, emprenderemos el viaje de regreso al Camp, donde nos esperan la cena y la hoguera para compartir nuestras historias del día, casi como una tradición.

 Último día de aventura

Llega el último día de nuestro viaje y antes de irnos, visitamos la pequeña población de Aitong, donde semanalmente se celebra el mercado local de ganado, ropa, enseres, frutas y verduras.

Tendremos la oportunidad de ver cómo comercian, hacen trueque y conversan.

Una vez que hemos terminado nuestras compras, ponemos rumbo hacia Nairobi para tomar el vuelo de regreso en la madrugada.

¡Fin de una increíble vivencia que nos permitirá abrir aún más nuestra mente y corazón!

 Para más información pinche aquí.

 

Uso de cookies

El Portal utiliza cookies propias y de terceros de tipo técnico, de personalización y para realizar un análisis estadístico del uso del Portal. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso.
Obtenga más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies