.

Nuba Viajes a India
Nuba Viajes a India
Nuba Viajes a India

INDIA

adrono_pais_as

Tierra de reyes

Quien viaja a la India en busca de lo superfluo nunca será
capaz de embriagarse de su esencia. De sus vivos colores y
aromas nuevos, de la espiritualidad y la belleza pura.
De sus mágicos paisajes desérticos, mausoleos y palacios
reconvertidos en espectaculares alojamientos, de los brillantes
bazares de la rosada Jaipur, los verdes laberintos de canales
y plantaciones de té de Kerala o los anaranjados atardeceres
de Udaipur sobre el lago Pichola.

Experiencias Nuba

adorno_momentos Cena especial en mitad del desierto del Thar.
adorno_momentos Entrada privilegiada para contemplar la espectacular vista del Taj Mahal a la luz de la luna llena.
adorno_momentos Recorrido por las montañas, lagos y valles de la región más al norte del país, Ladakh, refugio de la cultura tibetano-budista.
adorno_momentos Visita a la Misión de la Madre Teresa de Calcuta, para ver las labores de ayuda a los más desfavorecidos, o a un orfanato de niñas en Mumbai.
adorno_momentos Paseo en privado, en barco tradicional, por la Bahía de Cochín a través de sus increíbles canales.

Alojamiento en un palacio flotante en medio del lago Pichola

En la zona de Udaipur, en Rajasthan, emerge de las tranquilas aguas de su lago un antiguo palacio de marfil reconvertido en un imponente hotel, el Taj Lake Palace. Contemplar el amanecer en su encantadora terraza, disfrutar de un té al atardecer con un inmenso sol escondiéndose bajo las aguas o cenar bajo las miles de estrellas reflejadas en el lago son experiencias únicas que trasladan al viajero a la época de los maharajás.

Época recomendada: otoño

La mejor época para viajar a la India es durante la estación seca, desde el mes de noviembre al mes de marzo.
El clima en la India está condicionado por ‘el monzón’, que da comienzo a finales de mayo en la costa de Kerala, en el extremo sur de la península india, y avanza durante mes y medio hacia el noreste del país. El monzón normalmente baja las temperaturas y dispara la humedad, convirtiéndose en una atmósfera casi asfixiante en algunos lugares.