¿Nuestro reto? Crear un viaje para 140 empleados de una de las empresas automovilística más puntera de nuestro país. Una experiencia que además de impresionar, tenía que dejar huella en los invitados, motivándoles y generando en ellos conocimiento de valor.

No podemos negar que Japón es un país en el que merece la pena recorrer cada rincón, pero debido al limitado tiempo con el que contábamos, tuvimos que escoger las tres ciudades más importantes en las que desarrollar nuestro viaje experiencial. Descubrimos la faceta más tradicional del país, en Kyoto, su lado más tecnológico, en Tokio y la naturaleza más exuberante, en Hakone.

Comenzamos con una visita de carácter cultural en la ciudad de Kyoto , visitando su famoso barrio de Gion, donde tuvimos la suerte de encontrarnos con la famosas geishas,  artista tradicional japonesa cuyas labores consisten en entretener en fiestas.Paseamos también debajo de los toris de Fushimi Inari, donde pudimos dejar colgados nuestros deseos y mejores sueños en forma de pequeños toris.

Nuestra segunda parada fue Hakone. Tuvimos la oportunidad de observar el Lago Ashi desde el mirador de Komagatake donde, entre la bruma, asomaba el famoso Monte Fuji. Después de nuestra caminata no había mejor lugar para alojarse que un tradicional Ryokan. Siguiendo la filosofía de Nuba, escogimos el más exclusivo de la zona de Kowakien Tenyu, que además estaba recién reformado. Una vez allí nuestros invitados pudieron relajarse en las bañeras privadas de sus habitaciones con agua termal, ¿quién podría resistirse a esta experiencia que depura cuerpo y mente?

El último destino de nuestro itinerario fue la cosmopolita ciudad de Tokio, donde nos alojamos en el que se puede considerar el hotel más top de la ciudad, el Hotel Conrad Tokio. Este impresionante alojamiento se encuentra ubicado en el barrio de Ginza y está rodeado de todas las tiendas de las mejores marcas a nivel internacional. Recorrimos la ciudad a un ritmo frenético, explorando sus rincones, diferentes barrios y disfrutando de experiencias fuera de lo común, como montar en el monorraíl autónomo que circula sin ningún tipo de conductor.

Finalizamos nuestro viaje con una cena de gala en un precioso jardín japonés, pero no podíamos irnos del país sin mostrarles a nuestros invitados uno de los mayores avances en el sector de la automoción. Durante la velada, contamos con una interesante ponencia del CEO de la primera compañía a nivel mundial que va a comercializar el “coche volador”. El presidente desveló, además, próximos avances y alguno de los secretos que le han permitido conseguir lo que todos soñábamos de pequeños.

Un viaje, un concepto creativo:

Todo el viaje estuvo ligado al concepto del aprendizaje:

Convertimos a nuestros invitados en verdaderos aprendices. Cada día, y divididos en pequeños grupos de trabajo, iban adquiriendo conocimientos relacionados con varios conceptos de la cultura japonesa. Todos ellos aúnan valores que consideramos esenciales a nivel corporativo y que en nuestra cultura occidental siguen siendo casi desconocidos.

Todo este concepto creativo estuvo apoyado con la creación de una web y una aplicación de viaje. Sin lugar a duda, el viaje fue un éxito y conseguimos posicionarnos como agencia puntera en desarrollo de viajes 360º en la nueva sociedad 5.0, diferenciándonos con respecto a nuestra competencia y ofreciendo a nuestros clientes un servicio único.

Aplicacion, nuba

Si quieres más información sobre estos destinos, haz click aquí.

 

 

 

 

 

 

Compártelo en...

Uso de cookies

El Portal utiliza cookies propias y de terceros de tipo técnico, de personalización y para realizar un análisis estadístico del uso del Portal. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso.
Obtenga más información en nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies